one
two
three
four
five
six
seven
eight
nine
ten
eleven
twelve
2014
 

La Exposición de Rafael Guastavino (1842-1908) en N.York. Valenciano, educado en las artes, en 1861 se inscribe en la Escuela de Maestro de Obras de Barcelona.

En 1868, crea el primero de sus grandes proyectos, la “Fábrica Textil Batlló”, en Barcelona. Una vez construida, la espectacularidad de la sala de telares con sus “bóvedas tabicadas, o catalanas”, sobre columnas metálicas causan gran sensación. La Llotja de Valencia, la catedral y el teatro La Massa de Girona, con una bóveda de 17 metros de diámetro y un óculo central de 4 metros y la iglesia Santa Mª del Mar en Barcelona, son sus primeras obras “maestras”.

 

Guastavino llegó a Nueva York (1880) y proyectó mas de mil edificios con sus “patentes” de arcos y bóvedas de ladrillo, para los mejores arquitectos de la época.

Construyó capitolios, bibliotecas, catedrales y estaciones de metro (City Hall,1900, hoy fuera de uso) y residencias con sus bóvedas o “cúpulas tabicadas”, tan populares en Cataluña, pero desconocidas en EE.UU. hasta su llegada y que serían la base de lo que más tarde sería conocido como la “construcción cohesiva” de Guastavino. Un tipo de construcción que al requerir menos material y no necesitar encofrados durante su construcción, era mas económico y además resistente al fuego.

 

Sus espectaculares atrios y bóvedas revestidos de cerámica esmaltada, como buen valenciano, fueron el revulsivo que necesitaba Nueva York tras su incendio.

La técnica para la construcción de bóvedas mediante la colocación sucesiva de varias capas de ladrillos, unas encima de las otras mediante mortero, con un cierto desviaje respecto de la anterior, de manera que sus juntas no coincidan y así la estructura tenga una mayor resistencia manteniendo su ligereza. Además aplicó sus conocimientos para construir “palacios” residenciales privados, revestidos de cerámica.

 

Pero su gran aportación como arquitecto fue descubrir el cemento “Portland” y producir los ladrillos y las baldosas en su propia fábrica de Massachusetts.

La ciudad de Nueva York es ideal para su método de construcción, inmersa en un proceso de sustitución de técnicas de construcción basadas en la madera por las que emplean nuevos materiales. La creciente corriente de las “Beaux Arts”, impulsada por la Escuela de Chicago, un estilo arquitectónico que encajaba a la perfección con sus bóvedas catalanas. El Grand Central es la mejor expresión de su trabajo.


 

Los proyectos de los espacios públicos de Guastavino se han convertido en iconos de la arquitectura mas “monumental” de Nueva York.

CEn 1885, patenta su método para la “Construcción de edificios resistentes al fuego” y más tarde, ese mismo año, el “Sistema de arco de azulejo”, una técnica para construir arcos y bóvedas mediante el uso de azulejos y ladrillos entrelazados. Un año más tarde, patenta una escalera “a prueba de incendios” basada en la tradicional escalera abovedada catalana. Sus proyectos de naves para mercados o para el Zoo del Bronx y la “Grand Terminal Station” son ejemplo de su fuerte influencia en la arquitectura americana.

ArteDigest.com All Rights Registered 2014