Art
Fashion
Vision
Design
Architecture
january
february
march
april
may
june
july
augoust
september
october
november
december
2012

Desde finales del siglo XVIII el diseño de las casas y de las cosas, fueron objeto de deseo.

Las primeras escaleras de caracol se utilizaban en los castillos por razones militares con posiciones estratégicas a los que defendían el castillo. En 1872, El Obispo de Santa Fé, ordenó la construcción de una capilla para el convento de las Hermanas de Loreto. El arquitecto murió repentinamente sin construir la escalera para llegar al coro. Era necesario de alguien para construir esa escalera y rezaron a San José, un día un extraño apareció en la Capilla. Les dijo que la escalera estaría en breve tiempo. La madera usada no existe por la zona, y la dificultad técnica de la escalera notable, sin herrajes ni anclajes. Según la leyenda fue el mismo San José quien apiadándose de las monjas les construyó la escalera en breve tiempo.


Las escaleras han dignificado el estilo y el ambiente de los espacios mas nobles.

El final del siglo XIX es considerado por muchos como la era de oro de la construcción de escaleras, Peter Nicholson desarrolló un sistema matemático para escaleras y barandas acercando el arte de las escaleras a los trabajadores de la piedra, el metal y la madera. Mostramos excelentes ejemplos de las de DaVinci/la Rochefoucauld,la de un palacio inglés la de la Biblioteca de La Haya, una iglesia Barroca en Alemania, la de un palacio francés del XIX y la extraordinaria escalera/pozo de Sintra/Portugal.


Y todas las elucubraciones posibles hacen del diseño un mundo de inspiración y fantasía.

La mesa auxiliar con una base que es un motor de coche ¿de un Rolls?. Tan limpio y pulido. Los asientos como animales domeñados. Las camas para dos tipos de matrimonio diferentes. El colchón de globos de adaptación variable. Un luchador de Sumo listo para acometer al contrario es la base de una mesa auxiliar y por último la tumbona “tu y yo”.


Más ocasiones de admirar y comprobar que la mente creadora de los diseñadores no tiene límites.

Una mini-ciudad de tiendas de campaña, capaces de crear un conjunto habitable con modestos recursos e increíbles resultados. Otra solución habitable de tienda con tecnología solar y suelo climatizado. Una butaca con equipamiento informático para estar horas, “colgado” del ordenador. Una lámpara capaz de producir un espectro luminoso/decorativo y por último una bola que se despliega en una mesa de comer con pantalla de luz central.


Hasta lo que pueda parecer imposible, el diseño es capaz de articular y conseguir usos posibles.

Un obús de un calibre imposible se convierte en contenedor de un “set” de tertulia espléndido. Una canoa de remos de policarbonato transparente, para disfrutar de la vista del interior del mar. Un mechero que solo es un contenedor que ofrece las cerillas, que por rozamiento, salen encendidas. Un grifo de la firma HansaGhröe que por un sistema de leds, el agua sale del color de la temperatura elegida y una lámpara de aplicaciones varias con un excelente sentido del humor.


 
ArteDigest.com All Rights Registered 2012